150 ultimas

X FECHAS

x orden alfabetico

ENLACES

+ vistas

varios

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

Ejercicio: tu propio Plan de Mejora Productiva



No soy muy propenso a hacer posts recopilatorios y muy rara vez hago listas de artículos anteriores. Pero dado que estoy disfrutando de unas semanas de retiro y desconexión en mi querida Sudáfrica, aprovecho para “dejarte deberes” mientras no actualizo el blog. 


He seleccionado algunos de mis artículos clave con los que he preparado un ejercicio práctico que quiero proponerte.

Y “práctico” implica poner en marcha, hacer, probar y practicar. Porque lo peor que se puede hacer con la Productividad es leer sobre ella y no hacer nada después. 


Leer sobre Productividad te transmite una falsa sensación de mejoría. Cuando lo lees dices: «Ummm, este tío tiene razón, esto me puede venir bien» y te quedas creyendo que algo ha cambiado o mejorado. No es cierto, todo sigue igual. Lo único que cuenta, siempre, es volcarte en llevarlo a la práctica.

Mientras estoy desconectado estas semanas y no actualizo el blog, te invito a diseñar tu propio Plan de Mejora Productiva



Un interesantísimo ejercicio que te permitirá ponerte en marcha y, apoyándote en alguna idea que puedas encontrar en estos artículos, empezar a mejorar áreas y aspectos concretos de tu Productividad y Organización.

Áreas de Mejora

Recorriendo lo que para mí son las cinco áreas clave de la Productividad Personal, he escogido 15 artículos clave con material para leer, pensar y por encima de todo hacer.

¿Cómo construir tu Plan?

PASO 1

Dedica 15-20 minutos a analizar y reflexionar sobre los aspectos de tu Productividad que te he propuesto. En tu caso concreto, ¿qué área está peor? ¿Cuál te interesa mejorar antes? ¿Cuál crees que necesita un empujón fuerte?


PASO 2

Lee a fondo cada uno de los artículos de esa sección (y otros que puedas encontrar en este u otro blog). Pero no los leas sin más. Yo te animo a hacer una lectura activa: reléelos, toma notas, apunta ideas, ejemplos prácticos… “Haz tuyo” ese texto e ideas y trasládalo a tu trabajo o estudios.
Y hacerlo tuyo implicar concretarlo en Acciones. Es la clave de todo y el único propósito de estas ideas. Nacieron para convertirse en algo real. Elige un hábito, un cambio, una nueva rutina y despiézala en pequeñas acciones o gestos. Recógelos en una lista, un diagrama o un mapa mental.


PASO 3

¿Cómo practicar esas acciones? ¿Cómo poner en marcha esos nuevos gestos?
  1. Elige sólo una cosa. No intentes cambiar todo a la vez. Sólo un hábito o rutina a la vez.
  2. Empieza por un gesto pequeño y sencillo. Da igual si (de momento) no te parece un avance importante.
  3. Repítelo hasta la saciedad. Todos los días e incluso varias veces al día. La repetición rompe cualquier resistencia.
  4. No tengas prisa por saltar al siguiente cambio o nuevo hábito. Hay tiempo de sobra para mejorar.

¿Cuándo empezar?

Ahora mismo. En cuanto termines de leer esta frase. Haz que tu próxima acción sea ya un cambio. ¡Ánimo!



Ejercicio: tu propio Plan de Mejora Productiva