150 ultimas

X FECHAS

x orden alfabetico

ENLACES

+ vistas

varios

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

Asamblea en la carpintería

Asamblea en la carpintería


carpintero.gifCuentan que en una carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. 

El martillo comenzó ejerciendo la presidencia, pero la Asamblea le notificó que tenía que renunciar. 

¿Causa? 

Hacía demasiado ruido y se pasaba todo el tiempo golpeando.
El martillo aceptó su culpa pero pidió que fuese expulsado el tornillo. Dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera para algo.
Ante el ataque el tornillo aceptó también, pero exigió a su vez la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y que siempre tenía fricciones con los demás. Y la lija estuvo de acuerdo a condición de que fuese expulsado el metro que siempre estaba midiendo a los demás según su medida como si fuera el único perfecto.
En esas estaban cuando entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, el tornillo, la lija y el metro. Finalmente, la tosca madera quedó convertida en un precioso juego de ajedrez.
Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la Asamblea reanudó su deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho y dijo:
– Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos tanto en nuestras dimensiones negativas y concentrémonos en la importancia de los aspectos buenos.
La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, que el tornillo unía, que la lija era especial para limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.
Las herramientas son las mismas, pero el punto de vista es diferente en una y otra parte de la Asamblea. ¿Qué había cambiado? La perspectiva de la mirada. ¿Que había motivado ese cambio? La comprobación de las ventajas que tiene considerar a las personas y a las cosas desde una visión positiva. Me llama la atención la facilidad con la que descalificamos al prójimo utilizando cualquiera de sus defectos. Puede ser un defecto físico: es cojo, es ciego, es feo, es manco… Puede ser un defecto psíquico: es pedante, es imbécil, es inútil, es despistado… Pero esas personas son también, quizás, inteligentes, bondadosas, creativas, sensibles… Acaso tiene no una sino todas estas cualidades. 

Tendemos a ver aquello que se destaca con negatividad en el ser humano o en la vida misma.